Noticias > Hospitalario

Experiencia personal con Hipoalergic Film

1 de June de 2022

2019 realicé, con la asignatura Enfermería del adulto y del adulto mayor, prácticas hospitalarias en el Hospital Municipal de Trauma y Emergencias Dr. Federico Abete, en el mes de noviembre. Durante dichas prácticas tuve la oportunidad de aprender y mejorar mis técnicas relacionadas a la colocación y manejo de los accesos venosos, entre otras cosas.

A lo largo de las prácticas tuve la oportunidad de atender a la paciente H.C, femenina de 91 años de edad. Ingresó al hospital el día 30 de octubre de 2019 por presentar fiebre y tos con expectoración mucopurulenta de 4 días de evolución. Mediante una tomografía computarizada se determinó la presencia de un infiltrado en el campo pulmonar izquierdo, por lo que se diagnosticó a la paciente con neumonía adquirida de la comunidad por lo que se decide su internación.

Al ingresar a la habitación encontré a la paciente lúcida, orientada en tiempo, espacio y persona. Refirió buen descanso nocturno. Se realizó control de signos vitales los cuales se encontraron estables. Presentaba un acceso venoso periférico (18G) permeable en miembro superior izquierdo, por el cual se infundía Plan de Hidratación Parenteral de solución fisiológica 0,9%, con agregado de una ampolla de KCL y una ampolla de magnesio a 14gts/min,

A lo largo de la mañana del día 7/11/2019, ingresé a la habitación de H.C para realizar el control de signos vitales y la valoración cefalocaudal correspondiente. Al momento de valorar el sitio de punción del acceso venoso noté signos de flebitis tales como enrojecimiento, calor e hinchazón, por lo que procedí a retirar al acceso venoso, ya que debe retirarse en cuanto se objetiven signos clínicos de flebitis (calor, sensibilidad, eritema, cordón venoso palpable), mal funcionamiento del catéter con extravasación, obstrucción del catéter, reflujo del punto de inserción, signos de irritación local o sospecha de infección y/o trombosis venosa. Una vez retirado el catéter procedí a la recolocación de una vía endovenosa ya que era imprescindible para continuar el tratamiento de la paciente.
Anteriormente el acceso venoso se encontraba fijado con gasas y cinta adhesiva, impidiendo visualizar el sitio de inserción del catéter para su correcta valoración. La fijación ideal es aquella que asegura la estructura externa del catéter a la piel periinsercional dejando a la vista el punto de inserción. Para este fin, la profesora Paula Champonois me acercó la donación de apósitos estériles autoadhesivo transparentes, conformados normalmente, por dos tiras adhesivas, un apósito transparente semipermeable y una etiqueta identificativa para inscribir en ella la fecha en la que se realiza la técnica. Con estos elementos, conseguimos las 3 funciones que se buscan en un apósito de CVP: protección, visualización del punto de inserción y sujeción del catéter.

El valorar de forma constante y mantener la permeabilidad de la vía del catéter venoso periférico es un cuidado que el personal de enfermería debe tener en cuenta como muy importante, ya que de ello depende que los pacientes reciban, en primer lugar la medicación prescrita por la vía correcta, en la dosis y el tiempo pautados y, por otra parte, se evitará que sufran complicaciones siempre molestas y a veces de gran riesgo para su salud e integridad como son las extravasaciones, obstrucción de la vía venosa, flebitis, trombosis, lesiones tisulares.